lunes, 16 de octubre de 2017

Miranda en el tiempo histórico por Eloy Reverón

El siglo XVIII comienza con el reinado del duque de Anjou, nieto del Rey Sol, Luis XIV. Con el nombre de Felipe V,  un rey francés quien acude a sus paisanos para transformar el reino de España. Francia había sido el país europeo que mejor se había beneficiado de las riquezas del llamado Nuevo Mundo. Era la Atenas de la Modernidad.
España había transferido geográficamente toda su cosmovisión al mundo colonial que había creado sobre los escombros de más de veinte o cincuenta mil años de historia. Los cuatro principios constitutivos de su cosmovisión se habían transmutado en cuatro vectores de su fuerza de dominio colonial. Las ganancias generadas por la mano de obra desechable primero, y luego la acumulación del capital gracias al plus valor generado desde el triángulo económico de la trata de esclavos que terminaría asentando las bases de lo que sería el sistema capitalista, y toda la rígida formación socio económica colonialista, esclavista implantada durante tres siglos de dominio, no solamente comenzaría a desquebrajarse ante el surgimiento de novedosas relaciones de producción, sino que además, desde el centro geográfico desde donde se proyectaría aquella inmensa riqueza de donde surgiría la inteligencia que cuestionaría las bases de aquella dominación, y es en el Archivo de Francisco de Miranda, donde se relata, día a día, como ese cuestionamiento se fue forjando en la inteligencia y orden de aquel personaje de leyenda, revelado, documento por documento, todo el inmenso proyecto de una Gran Reunión Americana, que lejos de ser entendida vulgarmente como una utopía, se trata de un proyecto político, arquitectónicamente diseñado por este extraordinario ser humano, de cuyo testimonio nos ocupamos.

Cuando Francisco de Miranda llega al mundo, las medidas económicas tomadas por los Borbones estaban marcando su sello en la economía de América. Comenzaban a transformarse las relaciones comerciales alterando los precios de algunos renglones para bien y otros para mal. Esa intervención arbitraria y el crecimiento de una sociedad colonial con privilegios sociales generó cierta fricción entre criollos y peninsulares que terminarían afianzando sentimientos de nacionalidad con un trasfondo económico no muy reconocido o visibilizado por la historiografía tradicional, y que presenta, una visión plana de los antecedentes de una independencia que tampoco existió de manera integral, sino que en la realidad fue la salida política y momentánea a un estallido social, no en balde Simón Rodríguez ilustró la idea de que no hubo independencia sino un armisticio.
La visión tradicional de los antecedentes se limita a la simpleza de que fueron reacciones políticas que precedieron en el tiempo a una realidad que definieron como independencia, la cual solo existió en los libros de historia. El hecho más relevante de las políticas borbónicas en Venezuela fue la creación de la compañía Guipuzcoana, y más a nivel continental, el hecho de que todas las guerras en que los franceses se involucraron en Europa, ligaron a España a ese mar de intrigas, las cuales repercutieron de manera acentuada en América.

Estas intrigas europeas motivaron casos en que las colonias pasaban de una administración francesa o de una española a formar parte de Inglaterra como el caso de La Habana que cayó en manos inglesas cuando Miranda tenía doce años de edad. O el caso de España que sede a Santo Domingo en 1795 y Trinidad en poder de los británicos en 1798. Pero más allá de la ocupación militar y económica está el asentamiento mental de una cultura de dominación a cual se enfrentó Francisco de Miranda, primero a través del ejercicio constante de la lectura analítica. (El Gran Arquitecto de la Liberacion Americana: (Francisco de Miranda De-colonizador) (Spanish Edition) Oct 5, 2017)

viernes, 13 de octubre de 2017

Panchito de Miranda por Eloy Reverón

Francisco de Miranda nació en la familia y la clase social adecuada y dentro de un fértil y fresco valle que medio siglo antes había estado sumido en una pobreza material que gracias a la producción y comercialización del cacao con la explotación de mano de obra esclava se había convertido en el centro de generación de la riqueza que hizo posible una de las generaciones que alcanzarán mayores límites de formación intelectual y de canalización de la sensibilidad artística donde la Panchito era uno de los primeros. 
En sólo cincuenta años, los miembros de aquella sociedad que no podía salir a la calle porque no tenía para comprar telas de luto después de la muerte del Rey, vio a don Sebastián de Miranda acumular capital vendiendo lienzos de Castilla y frutos. Caracas había atraído a las personas más acaudaladas de la región. No solo por su clima y la fertilidad de su suelo, sino que además había prosperado un ambiente liberal para la cultura, la filosofía y las artes.  
Poco hablan los historiadores de lo que significó Caracas en la formación de una base sólida en los inicios de personalidades destacadas, no solo como Francisco de Miranda, Simón Rodríguez, Andrés Bello. Fueron hombres universales que aprendieron la universalidad en la universidad y en la biblioteca del convento de la Merced. Así observamos en Miranda su compromiso ético con un mundo que transitó como a una patria universal, donde la Libertad constituyó en su diosa principal, junto a Clío y a Palas Atenea. Allí también pudo ingresar a los cursos de filosofía, artes y gramática griega y latina, donde estuvo el tiempo suficiente para forjar en su mente la abstracción del universo que induce la universidad en la comprensión de su etimología. La diferencia esencial, es que Panchito estaba destinado a vivir en lo concreto el universo abstracto de los libros porque supo cómo hacer presente a los relatos de la historia para él mismo convertirse en esa historia como germen de transformación, pero que además contaba con los recursos económicos para alcanzar semejante objetivo.
De esa Caracas surgió buena parte del pensamiento latinoamericano de la emancipación. Sus mentes claras actualizadas con las corrientes de pensamiento de su tiempo, pero sobre todo un pensamiento que hizo posible la conformación de ciudadanos organizando un Estado donde hasta hacía relativamente poco tiempo solo se conocían súbditos. 

Fuente: El Gran Arquitecto de la liberación americana Francisco de Miranda) 

martes, 10 de octubre de 2017

Un personaje de novela (Miranda) por Eloy Reverón

Un personaje de novela
Hace doscientos años que este personaje partió hacia la eternidad, y ahora es cuando realmente tenemos la oportunidad de acercarnos a la figura histórica de este maravilloso ser humano. Estudiar al Miranda histórico desencantará a quienes han soñado a través de una vida que parece una aventura, la de un Ulises que regresa a su Ítaca natal donde no tiene hogar ni un Argos que le reconozca. Una ciudad que le será ajena para todos, sobre todo después del terremoto de 1812. Tan ajena que ni siquiera la historia ha podido recordarla como era antes de la epidemia de la guerra, menos como manantial del pensamiento y praxis revolucionaria del siglo XIX.

La formación intelectual de Francisco de Miranda, al igual que Simón Bolívar, Andrés Bello, Antonio José de Sucre y Simón Rodríguez son apenas un reflejo de los que fue el ambiente intelectual de Caracas hasta el terremoto del Jueves Santo de 1812. Nunca será suficiente repetirlo porque la amnesia histórica ha perdido la relación de lo que fue la Caracas del Despotismo Ilustrado, del Siglo de las Luces y de la virgen de la Merced, patrona de los Grandes Cacaos.

Los sobrevivientes a ese holocausto, los miembros de la clase mantuana sacrificada en esa explosión social no perdonarán jamás a los revolucionarios, a quienes consideran autores de esa devastación. En el recuerdo histórico imprimirán su venganza colocando a personajes como Miranda en la mira del chivo expiatorio de todos los pecados de aquella clase conservadora que pretendió conservar sus privilegios en medio del derrumbe del imperio español en América, fue apenas Miranda quien previó el desastre que se podía generar.


lunes, 2 de octubre de 2017

Prolegómeno al camino iniciático Eloy Reverón

Existen muchos caminos y muchas formas de abordar el tema de la iniciación en la vida espiritual. Podemos pensarlo bien mientras nos movemos a su encuentro. También detenernos a reflexionar durante el tiempo que sea necesario acerca de este versículo antes de continuar: 

"Este es el camino de la vida espiritual y divina, y después de alcanzarla un hombre no se confunde más. Encontrándose así situado, uno puede entrar al reino de Dios incluso a la hora de la muerte". (Bhagad-Gita II.72)

Ver más


viernes, 29 de septiembre de 2017

Oración de la Coromoto por Eloy Reverón

La Oración de la Coromoto está fechada en 1988
ORACIÓN DE LA COROMOTO

"Santísima virgen de la Coromoto, hoy más que nunca necesito de su protección, no sólo para mí sino para todos los niños enfermos a los que padecen hambre, aquellos que día a día son maltratados vejados. Aquellos que no tienen padres ni madres, ni hogar ni esperanza. Para los ancianos abandonados por sus hijos y familiares. Para que la familia consolide sus lazos. Para que cesen las peleas entre hermanos. Para que todos seamos iguales. Para que los gobernantes asuman su papel de servidores públicos. Para que los comerciantes e industriales no especulen ni abusen del necesitado y del trabajador. Que la paz sea con cada venezolano y extranjero residente en nuestra tierra. Para que tengamos un mejor país sin odio ni rencores, más humano y más cristiano, cada día viviendo en Paz".

Lo que hace más elocuente a este mensaje histórico grabado sobre esta placa metálica, es que además de estar fechado en 1988, unos meses antes del Caracazo, está a menos de doscientos metros del tristemente célebre conjunto residencial conocido como Los Verde, donde vivió Oscar Pavón nuestro amigo y más antiguo amigo de nuestros amigos, a quien vinimos a rendir un homenaje póstumo en esta Iglesia de su parroquia, porque su corazón enfermo y debilitado por la violencia generada en estos espacios durante los meses que precedieron a la Constituyente, no se pudo recuperar.
Cuando terminó la misa, el párroco preguntó a los asistentes si sabíamos cómo se llama el Cardenal, y como la gente no supo responder inmediatamente preguntó por el nombre del Papa y la gente sí respondió inmediatamente. Gilberto que estaba a mi lado comentó que el Cardenal Urosa fue destituido de su cargo hace pocos días. La prensa alega que se debe a que al cumplir 75 años pasa al retiro, según Panorama. No sabemos si renuncia antes que lo renuncien. Pero El Nacional señaló en agosto que ponía su cargo a la orden porque se le aproximaba la fecha de su jubilación. ¿Pero porqué tanto apuro Virgen de La Coromoto? 



domingo, 24 de septiembre de 2017

Ordo Beatæ Mariæ Virginis de Redemptione Captivorum Oden de la Merded o de los padres mercedarios Eloy Reverón

Esta Orden religiosa católica fue fundada en 1218 por San Pedro Nolasco (1180-1145). El Papa Gregorio Moreno le otorgó la Regla de San Agustín en 1235.

Después de la razzias o enfrentamientos bélicos entre moros y cristianos, solían hacer prisioneros que eran esclavizados por ambos bandos.

Un joven mercader de telas que se dedicó a comprar cristianos cautivos para liberarlos en medio de la guerra de liberación española del dominio de los moros. En ello invirtió su fortuna.

Contaba el padre Juan Russel en el Colegio Tirso de Molina, que estando Pedro Nolasco en oración, vio la imagen de la virgen de la Merced quien se le hizo presente para que fundase una Orden dedicada a la redención de la fe en los cautivos.  
Donado a la GAN
por la familia Iribarren

Los Mercedarios juran un voto adicional a la Regla de San Agustín, el cual consiste en la liberación de los cautivos débiles de la fe, al precio mismo de sus vidas. Pedro Nolasco y sus hermanos se hacían cambiar por los templarios cautivos en las cárceles musulmanas para predicar el evangelio.

En 1880, hubo una redefinición. Durante la gestión de P. Pedro Armengol Valenzuela, vale decir, cuando ocupaba el cargo de Maestro General de la Orden, se produjo una reflexión para profundizar en cuál debía ser la tarea de los mercedarios en los nuevos tiempos. De allí la fundación de Colegios y Misiones. En el caso de Venezuela, el colegio Tirso de Molina, en 1958. El cual funcionó en sus primeros tiempos, en la Quinta La Palma, casa de campo del condado de los Tovar, en San Bernardino, Caracas.

Entre los mercedarios venezolanos más destacados figura Fray Cristóbal de Quesada y Arias (1750-1796) Notable humanista de la Ilustración Venezolana del siglo XVIII, célebre latinista conocido como el primer bibliotecario de la Biblioteca donde se formaron Simón Rodríguez y Andrés Bello, quienes vivían en frente a la Iglesia de la Merced en la esquina de Mercedes de Caracas. Quesada y Arias preparó al joven Andrés Bello en gramática, latín, griego y geometría.


jueves, 27 de julio de 2017

Doctor Fernando Arvelo: Eloy Reverón

Figura en la lista de los hermanos que ocuparon el cargo de Gran Maestro, una suerte de presidente electo por un período estipulado por el ordenamiento jurídico masónico vigente. En el caso del momento que nos ocupa, el doctor Fernando Arvelo, quien ocupó ese cargo en el décimo tercer período constitucional, vale decir entre 1869-1873.
El doctor Fernando Arvelo , uno de los fundadores del partido Liberal, figura entre los asistentes a la develación de la estatua pedestre del general Antonio Guzmán Blanco el 14 de febrero de 1874. Había trabajado en torno al regreso del general Páez en 1859, desde las páginas del periódico El Independiente. En 1863 es miembro de la Corte Suprema. Él firma como ministro de Hacienda, el contrato de préstamo con la firma Jusurum  & Zoom.

“Fernando Arvelo, ministro de fomento: es un liberal definido y muy tolerante, inspira plena confianza a los suyos, sin provocar el odio de los extraños.” (FGG. Vol.IX 314)

Ocupando el cargo de Gran Maestro, comienza la edición de la Gaceta Mazónica de Venezuela (Órgano Oficial de la Institución). Caracas, 1 de marzo de 1872 N 1. Publican la Constitución Masónica, y una información precisa que constituye una fuente esencial para comprender cómo esta institución se integra a la sociedad venezolana, y cómo la sociedad venezolana se integra a ella. VER MÁS